Incontinencia urinaria en el embarazo

Las pérdidas de orina en el embarazo constituyen un problema más frecuente de lo que podríamos imaginar. Hasta una de cada dos mujeres sufre incontinencia urinaria durante la gestación. Es cierto que los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer pueden favorecer que aparezca esta patología. Pero nunca debemos considerarla como algo normal.

incontinenciaurinariaembarazo/

Se ha visto que incluso en pacientes que dan a luz mediante cesárea está aumentada la incidencia de incontinencia urinaria después del embarazo. Por tanto, la propia gestación es un factor de riesgo para que aparezcan pérdidas de orina. Es decir, la incontinencia postparto no siempre se debe a las posibles complicaciones de éste. Los cambios estructurales y posturales, el aumento de peso de la mujer y la tensión que el útero grávido provoca sobre el suelo pélvico son, en ocasiones, motivos suficientes para provocar incontinencia.

Pero dado que esta incontinencia urinaria del embarazo no es normal debe ser valorada y tratada por especialistas desde el momento de su aparición. A veces, por vergüenza o por considerarla como algo normal, la embarazada no lo comenta con su ginecólogo o matrona. Pero ignorar este problema sólo contribuye a empeorarlo. Lo que acabará afectando en gran medida a la calidad de vida de la mujer.

Si estás esperando un bebé y quieres tratar o prevenir la incontinencia urinaria en el embarazo, en nuestra consulta de Rehabilitación de Suelo Pélvico valoraremos tu caso y te ofreceremos las mejores alternativas en prevención y tratamiento. En caso de que estés planificando quedarte embarazada, aprovecha este momento perfecto para reeducar tu suelo pélvico, y prevenir las molestas pérdidas de orina.

Incontinencia urinaria postparto

Las pérdidas de orina después del embarazo constituyen un problema muy frecuente. Tanto, que en muchos casos se llegan a considerar una consecuencia inevitable del embarazo y el parto. Pero no así. La incontinencia urinaria postparto, que puede considerarse fisiológica inicialmente, debe tratarse si persiste más allá de las primeras 6 semanas.

incontinenciposparto/

Los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer durante el embarazo pueden favorecer las pérdidas de orina durante la gestación. Si además el parto es prolongado, complicado (con amplias episiotomías o desgarros) o instrumentado (cuando es necesario el uso de fórceps o ventosas), aumentan las posibilidades de presentar incontinencia urinaria postparto persistente.
Puesto que estas pérdidas de orina postparto no son normales, es necesaria la valoración por un especialista. En ocasiones, por vergüenza o por considerarla como algo normal, en su tema tabú que la paciente no comenta a su médico. Pero ignorar el problema contribuye a agravarlo.

Algunas pacientes están deseosas de retomar el deporte tras dar a luz. Es importante tener en cuenta que el suelo pélvico queda afectado después del embarazo y el parto. Y cualquier actividad física que se realice durante las primeras semanas debe ser respetuosa con esta parte de nuestro cuerpo. Deportes aeróbicos sin impacto como correr o montar en bici son seguros para comenzar a hacer durante las primeras semanas.

Si tienes pérdidas de orina en el postparto, en nuestra consulta de Rehabilitación de Suelo Pélvico valoraremos tu caso y te ofreceremos las mejores alternativas de tratamiento. Aprenderás pautas y ejercicios para hacer por tu cuenta, bajo nuestra supervisión, que te ayudarán a olvidarte de las molestas pérdidas de orina. Y te permitirán disfrutar de lo verdaderamente importante en esta etapa, tu bebé.

Incontinencia urinaria en mujeres fértiles

Aunque clásicamente se relaciona la incontinencia urinaria con las mujeres postmenopaúsicas, un elevado porcentaje de las mujeres en edad fértil también la padecen (se estima que la sufren una de cada 3). Para la toma de decisiones médicas ante una mujer fértil con problemas de incontinencia es muy importante conocer su historial obstétrico (si ha tenido hijos, y cómo han sido sus embarazos y partos). Así como sus deseos genésicos (si la mujer tiene intención de tener descendencia en el futuro).

incontinenciaurinariamujeresfertiles/

Aunque es variable en cada mujer, se considera edad fértil el periodo comprendido entre los 15 y los 45 años. Las causas de incontinencia más prevalentes a esta edad son la incontinencia urinaria del embarazo y postparto, y la incontinencia en la mujer deportista. Siendo casi siempre, incontinencia urinaria de esfuerzo.

En todos los casos deincontinencia urinaria en mujeres fértiles debemos consultar a la paciente sus deseos de quedarse embarazada. En caso afirmativo, nuestro objetivo principal será realizar tratamiento mediante técnicas conservadoras de rehabilitación (ejercicios, estimulación, correcciones posturales…). Y evitar, siempre que sea posible, la necesidad de cirugía. Es cierto que en todas las mujeres con incontinencia no complicada el primer tratamiento que se debe intentar es la rehabilitación. Y sólo si éste fracasa, valoraríamos la intervención quirúrgica. En el caso de incontinencia de las mujeres en edad fértil haremos especial hincapié en evitarla. Puesto que, aunque no está contraindicado el embarazo tras las cirugías de incontinencia, siempre es recomendable no realizarlas antes de la gestación por el riesgo de posibles complicaciones.

Si sufres incontinencia urinaria y planeas quedarte embarazada, en nuestra consulta de Rehabilitación de Suelo Pélvico valoraremos tu caso, teniendo en cuenta tus deseos. Y te ofreceremos las mejores alternativas de tratamiento para solucionar tu problema.

Incontinencia urinaria en ancianos

La incontinencia urinaria en el adulto mayor, aunque es una patología muy común, no se debe considerar un proceso normal del envejecimiento. Es una importante causa de discapacidad, que afecta en gran medida a la calidad de vida de la persona que la sufre.

incontinenciaurinariaancianos/

La incontinencia urinaria en las personas mayores generalmente no es debida a una sola causa. Suele deberse a la confluencia de distintos factores que favorecen su aparición. Uno de los más importantes es el deterioro de los tejidos, como en el resto del cuerpo. A esto se añade el empeoramiento de la forma física, que en muchas ocasiones impide a la persona llegar a tiempo al aseo. En ocasiones, además existen lesiones del sistema nervioso (por enfermedades como el ictus, la diabetes, el Parkinson…) que interfieren con la percepción del deseo de hacer pis o con la capacidad de retenerlo. El deterioro cognitivo también puede contribuir a la aparición de incontinencia urinaria en el adulto mayor.

Aunque a veces le restamos importancia, la repercusión de la incontinencia urinaria en las personas mayores puede ser muy grande. Casi siempre provoca una merma en la autoestima de la persona, que puede dar lugar a un deseo de aislamiento, o agravar cuadros depresivos. La incontinencia en ancianos puede además provocar caídas. O problemas como infecciones o lesiones cutáneas por una higiene inadecuada

La incontinencia urinaria en el anciano debe estudiarse igual que lo hacemos en cualquier otra incontinencia. En nuestra consulta de Rehabilitación de Suelo Pélvico valoramos al paciente de edad avanzada de forma integral, y ofrecemos soluciones adaptadas a las necesidades y posibilidades de cada paciente. El único requisito es que el paciente sea capaz de colaborar. De lo demás nos encargamos nosotros.

Incontinencia urinaria en hombres

La incontinencia urinaria en hombres es un problema relacionado en un elevado porcentaje de los casos con el tratamiento del cáncer o la hiperplasia benigna de próstata. Ya sea mediante tratamiento quirúrgico (prostatectomía parcial o radical) o radioterapia.

incontinenciaurinariahombres/

En algunos casos tras la prostatectomía, las érdidas de orina en los hombres pueden llegar a ser muy abundantes, manteniéndose incluso durante el descanso nocturno. En la mayor parte de los casos esto se limita a las primeras semanas. Durante las que el paciente precisará usar compresas o pañales. Los escapes de orina pueden ser continuos al principio, pero progresivamente se van limitando a los esfuerzos, como saltar, reírse o levantarse de un asiento.

La incontinencia urinaria masculina suele tener una repercusión muy severa en la calidad de vida de quienes la padecen. En muchos casos se trata de pacientes jóvenes, laboralmente activos, en los que la reincorporación a su vida social, laboral y deportiva está condicionada por este problema.
Existen también otras casos de incontinencia urinaria masculina, como la incontinencia de urgencia o el goteo postmiccional (escape de unas gotas después de haber acabado de hacer pis). También puede deberse a la presencia de una infección de orina o producirse en casos de lesión nerviosa o enfermedades como la diabetes.

Está demostrado que la Rehabilitación de Suelo Pélvico es útil para mejorar la incontinencia urinaria en hombressometidos a prostactecmía. En nuestra clínica somos especialistas en estos tratamientos, estudiamos a cada paciente de forma personalizada, y ofrecemos la solución óptima para cada caso de pérdida de orina en hombres. En algunos casos bastará con realizar un fortalecimiento de la musculatura perineal; pero en otras ocasiones habrá que valorar la necesidad de tratamiento farmacológico o el uso de dispositivos externos para controlar la incontinencia.

Incontinencia urinaria en mujeres jóvenes

Las pérdidas involuntarias de orina no son un problema exclusivo de mujeres maduras. Cada vez son más las consultas por pérdidas de orina en mujeres jóvenes. Podemos diferenciar dos grandes grupos de mujeres con problema de incontinencia en su juventud:

incontinenciaurinariamujeresjovenes/

Existe una elevada prevalencia de problemas de incontinencia en el postparto. Es cierto que algunos casos evolucionan favorablemente. Pero si la incontinencia persiste más allá de las primeras semanas, existe un problema que hay que valorar y tratar. Afortunadamente, cada vez son más las mujeres que no asumen este problema como una secuela inevitable tras el parto y buscan soluciones.
Otro gran grupo, de momento poco reconocido, son las atletas. La incontinencia urinaria en mujeres jóvenesque practican deporte a nivel profesional o amateur es cada vez mayor. Esto suele suceder en deportes de alta intensidad o de impacto. Deportes muy extendidos en la actualidad como la carrera o el crossfit provocan un daño progresivo en el suelo pélvico, sobre todo si no se prepara la musculatura de forma adecuada y no se entrena de manera óptima.

En todos los casos de incontinencia urinaria en mujeres jóvenes existe una importante repercusión en la calidad de vida. En muchas ocasiones, para poder mantener el mismo estilo de vida se usan absorbentes (compresas, salvaslips) o dispositivos que evitan las pérdidas de orina durante la práctica deportiva. Pero éstas son únicamente soluciones paliativas. Cualquiera que sea el origen de las pérdidas de orina en mujeres jóvenes debe ser estudiado y tratado.

Si te gusta hacer deporte con regularidad y la incontinencia urinaria está haciendo que cada vez practiques menos, en nuestra consulta de Rehabilitación de Suelo Pélvico valoraremos tu caso y te ofreceremos las mejores alternativas de tratamiento. Y si te apasionan los deportes de alta intensidad o de impacto, y quieres prevenir problemas futuros, es el momento idóneo para aprender cómo seguir practicando estos deportes a la vez que proteges tu suelo pélvico.

Contacto