Perder barriga después del embarazo

Aunque puede parecer un aspecto puramente estético, el deseo de las nuevas mamás de perder barriga después del embarazo está estrechamente relacionado con el cuidado del suelo pélvico. La distensión abdominal que se produce durante la gestación y que, en muchas ocasiones no revierte posteriormente, es uno de los motivos por los que el suelo pélvico no funciona bien.

La pared abdominal está formada por varias capas musculares superpuestas. Estos músculos, de más superficial a más profundo son: el recto abdominal o “tableta de chocolate”; los oblicuos internos y externos, cuyas fibras musculares tienen orientación diagonal; y el transverso abdominal, que se inserta en la columna vertebral y rodea el abdomen en una disposición circular.

Durante el embarazo, con el aumento de volumen de la tripa, se distienden todos estos músculos. Y uno de los que queda más dañado es el transverso abdominal. Es precisamente la tonificación de este músculo la que más beneficios aporta. Tanto por la disminución del contorno abdominal, que nos ayudará a perder barriga después del embarazo, como por su contribución al funcionamiento del suelo pélvico.

¿Puedo empezar a hacer abdominales?

En el postparto, mezcladas con la inmensa alegría de la llegada del bebé, los pañales y los llantos, están las ganas de la nueva mamá de recuperar el cuerpo que tenía 9 meses atrás. Y la primera tentación para conseguir un vientre plano son los abdominales clásicos.

Pero lejos de mejorar el aspecto del abdomen, estos ejercicios pueden empeorarlo. Los abdominales clásicos potencian sobre todo las capas musculares superficiales (recto abdominal y oblicuos). Sin trabajar el transverso abdominal. Que como hemos comentado es el músculo en el deberíamos centrar nuestro trabajo.

Haciendo abdominales tipo “crunch” o “sit-up” se producen, al menos, dos efectos indeseados. En primer lugar, puesto que estamos fortaleciendo sólo una parte de la musculatura, es probable que aumente nuestro contorno abdominal (por tratarse de un trabajo muscular incompleto). Por otro lado, estaremos dañando el suelo pélvico, pues en cada elevación del tronco se produce un aumento excesivo de presión que se dirigirá al periné, pudiendo provocar o agravar problemas como los prolapsos o la incontinencia.

Entonces, ¿qué puedo hacer para perder barriga después del embarazo?

Si acabas de dar a luz y quieres perder la barriga del embarazo (que por otro lado, en un primer momento, es normal tener) mis consejos son los siguientes: comienza a hacer de forma regular ejercicio suave aeróbico como pasear. Vigila tu dieta (debe ser variada y completa, sin exceso de azúcares ni grasas). Y busca un programa de ejercicios dirigidos a recuperar el equilibrio muscular de las áreas abdominal, lumbar y pélvica.

Para conseguir este equilibrio muscular es recomendable que sigas las indicaciones de un especialista en suelo pélvico. Te enseñará qué ejercicios te conviene hacer y los que debes evitar. Así como la manera correcta de hacer los esfuerzos para tonificar tu abdomen a la vez que recuperas tu salud pélvica.

Comments

  1. ¡Impresionante! A pesar de contener muchas palabras
    lo he analizado de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente
    para agradecerte esta entrada, impresionante ! Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto