¿Es bueno usar salvaslip a diario?

Muchas pacientes me preguntan si es bueno usar salvaslip a diario. En la entrada de hoy quiero dar respuesta a esta cuestión que seguro que muchas de vosotras también os habéis hecho.

Es bueno usar salvaslipDebo decir que me ha sorprendido conocer el elevado porcentaje de mujeres que deciden usar salvaslip a diario. La mayoría lo hacen por motivos de higiene; para mantener seca la braguita. A veces por evitar que se moje con los escapes de orina. Otras veces por tener un flujo vaginal abundante. Algunas mujeres lo hacen sólo en determinadas situaciones en las que aumentan las posibilidades de sufrir pérdidas (por ejemplo, hacer deporte). Y en muchos casos es simplemente una rutina de higiene más.

Cualquiera de estos motivos, unido a la continua publicidad que recibimos (“siéntete limpia”) y la amplia oferta de productos absorbentes (formas, colores, para todo tipo de pérdidas…), contribuye a hacer del salvaslip un compañero inseparable de viaje para muchas mujeres.

¿Debo usar salvaslip a diario?

Obviamente la solución a los escapes de orina no es usar un salvaslip; ni siquiera otros absorbentes específicos para pérdidas de orina. La solución debería empezar por estudiar la causa y tratar dichas pérdidas. El tratamiento dependerá del tipo de incontinencia (de esfuerzo, urgencia…).

En los casos en los que el protector se utiliza por tener flujo vaginal abundante, tampoco estaría justificado su uso. Si este flujo es de características normales (sin olor, transparente…) se considera algo fisiológico, natural. Lo habitual es que haya un flujo más abundante los días previos y posteriores a la menstruación, y a mitad del ciclo (durante la ovulación). Y quizá en determinados casos, durante estos días, podría ser razonable su uso. Pues en algunas mujeres es tan abundante que puede resultar molesto e interferir en su día a día. Pero durante el resto del ciclo, y en la mayoría de las mujeres, no debería ser necesario, como ahora veremos.

Por qué no es bueno usar absorbentes

El uso diario de salvaslips altera el pH de la flora vaginal. Esto predispone a sufrir infecciones. Además, el roce continuo de la mucosa vaginal con un material sintético supone una agresión que puede ocasionar un aumento del flujo. Lo que nos hará más dependientes aún de los protectores. Un círculo vicioso difícil de romper.

Y por si lo anterior no es suficiente, os puedo dar motivos económicos y sobre todo, de sostenibilidad ambiental por los que se deberían usar el mínimo número de estos absorbentes.

La mejor solución

Ahora veremos que hay formas de disminuir la cantidad de las pérdidas (tanto de orina como de flujo). Pero mientras éstas existan o si se produce algún escape puntual, la mejor alternativa para evitar incomodidad, malos olores, o irritación por la presencia de humedad, es el cambio de ropa interior cuando sea necesario. Siendo las braguitas de algodón la prenda más aconsejable.

En el caso de que no sea posible corregir las pérdidas y éstas sean importantes, es mejor utilizar protectores específicos de incontinencia.

Existen también “protectores ecológicos” fabricados en tela. Éstos son más respetuosos con el aparato genital femenino, pero su uso no debe sustituir a la solución del problema de fondo.

Pero me atrevería a decir que gran parte de las mujeres podría dejar de usar salvaslip a diario, si mejoraran el tono de la musculatura de su suelo pélvico. La rehabilitación pévica es mucho más que eso, pero en algunos casos puede ser un buen comienzo.

Musculatura del suelo pélvico

Cuando se trata de incontinencia urinaria de esfuerzo, las pérdidas se producen porque el cierre de la uretra no es suficiente para contrarrestar la presión recibida en la vejiga. Que hace que la orina salga al exterior. Una musculatura mejor tonificada podría evitar o disminuir este tipo de pérdidas. * En otros tipos de incontinencia el mecanismo de las pérdidas es diferente y el tratamiento no se basa en el fortalecimiento.

En cuanto al flujo vaginal, también puede llegar a retenerse – y eliminarlo en el momento de usar el wc – si el estado de la musculatura es bueno. No significa que haya que estar “cerrando” el suelo pélvico durante todo el tiempo; sino mantenerlo relajado, habiendo conseguido un tono de base adecuado y suficiente para controlar el flujo según las necesidades.

Es cierto que esto puede resultar difícil ante una tos, un estornudo, algún esfuerzo… Pero en general estos gestos son esporádicos. Y con la práctica diaria se va haciendo más fácil evitar estos “accidentes”.

Y tú, ¿usas algún tipo de absorbente a diario? ¿Aceptas el reto de dejar de usarlo?

Empieza a quitártelo mientras estés en casa. Verás que es más sencillo de lo que crees. El paso siguiente será dejar de usarlo día a día. Siendo capaz de mantenerte limpia por ti misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto