Goteo postmiccional, ¿qué es?

Entendemos por goteo postmiccional el escape involuntario de unas gotas (o un chorrito) tras haber terminado de orinar. Es un problema que puede afectar a ambos sexos, por mecanismos diferentes, pero que es más frecuente en los varones.

Goteo postmiccionalEstas pequeñas pérdidas que se producen tras la micción son debidas a que parte de la orina queda retenida en la uretra. Y va saliendo inmediatamente tras hacer pis o poco después.

En sí mismo, el goteo postmiccional no es un síntoma de gravedad, aunque puede llegar a ser muy molesto.

Goteo postmiccional en hombres

Cuando este problema aparece en los hombres es habitualmente asociado a patología de próstata: ya sea por hipertrofia benigna (un proceso muy frecuente) o en relación con procesos oncológicos (menos probable por su menor incidencia).

No hay ningún tratamiento específico de este síntoma (en caso de existir una causa subyacente, será el tratamiento de ésta). Aunque sí os puedo dar algunas recomendaciones para minimizar el goteo, o librarse de sus incómodas consecuencias (como el manchado de la ropa interior):

El primero de ellos es evitar las prisas en el momento de hacer pis y esperar – unos segundos – al vaciado completo. Pues si no se permite la salida completa de la orina, ésta quedará “a medio camino” de la salida, como ahora veremos. Otra recomendación es usar papel higiénico para limpiar los restos de orina que hayan quedado en el pene. Por último, es posible ayudar de forma manual al vaciado de la uretra.

La uretra

Goteo postmiccionalLa uretra es el conducto por el que viaja la orina desde la vejiga urinaria hasta el exterior del cuerpo. En comparación con la de la mujer, en el varón, tiene un largo trayecto, que además no es lineal (existen dos curvas en su recorrido). De hecho, como se puede ver en la imagen, se distinguen 3 porciones en la uretra masculina: uretra prostática, membranosa y esponjosa. En este largo y tortuoso trayecto puede quedar orina acumulada, que, por efecto de la gravedad y la actividad muscular del aparato urinario, debería salir al exterior durante una micción normal.

Cuando, por el motivo que sea, quedan restos de orina a lo largo de la uretra, será menos probable que se produzcan escapes indeseados posteriores si aseguramos el vaciado completo de estos restos. Por un lado, el gesto habitual de “sacudir” el pene al terminar de orinar ayudará a vaciar la uretra peneana. Aunque no conseguirá movilizar la orina remanente en los segmentos previos de la uretra. Para vaciar esta parte, se puede hacer lo que se conoce como “ordeñar la uretra”. Consiste en pasar los dedos índice y corazón por el periné, desde la parte inmediatamente anterior al ano hasta el comienzo del pene, haciendo presión a medida que se avanza. De esta forma, se puede arrastrar la orina que haya quedado en esta zona y favorecer su eliminación.

Ejercicios de kegel

En algunos casos, el goteo postmiccional se asocia a debilidad de la musculatura del suelo pélvico. Esto puede suceder tras cirugías prostáticas, en pacientes con obesidad o con tos crónica… Cuando esto sucede, parte del tratamiento consistirá en hacer ejercicios de fortalecimiento de estos músculos: los famosos ejercicios de kegel.

Como con cualquier músculo, para fortalecer esta musculatura se debe hacer un trabajo activo de contracción. Contraer la musculatura del suelo pélvico es el gesto que haríamos para cortar el chorro de la orina. O evitar escapes indeseados. Esto sirve únicamente para localizar los músculos correctos. Los verdaderos ejercicios de kegel consisten en hacer estas contracciones coordinándolas con la respiración.  Su número, duración y forma de realización dependerán de cada paciente.

¿Sufres goteo postmiccional? ¿Haces algo para evitarlo?

Fotografía: Mayank Dhanawade en Unsplash, Alejandro Domínguez en Slideshare

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto