10 pautas imprescindibles del embarazo

Hoy tengo la suerte de recibir a una nueva invitada: Antojada por Vocación (visítala aquí antes de seguir leyendo), que nos trae sus 10 pautas imprescindibles del embarazo.

Begoña es experta en comunicación (experta en sacar lo mejor de cada uno de los proyectos que le confían).

Pautas imprescindibles del embarazo Antojada por VocaciónSe define como vividora lenta. Y en sus posts nos demuestra que de verdad lo es: nos regala todos esos detalles que resultan de exprimir la vida, pero que a veces nos pasan desapercibidos al resto. Hace fáciles, trenzas (aparentemente) imposibles; disfruta de su familia, de la cocina, de su perro Sam, restaurando muebles…

Y hoy comparte con nosotros algunos de sus secretos:

Las 10 pautas imprescindibles del embarazo

Cada nueva semana que avanzo en mi embarazo estoy más convencida de que cada mujer es un mundo. Y además, cada gestación es distinta a las anteriores. Las circunstancias del segundo embarazo no suelen coincidir con las anteriores: tenemos más hijos a los que atender y por lo tanto estamos más cansadas; disponemos de menos tiempo para mimarnos; o simplemente porque los años no perdonan y sabemos a qué atenernos. Aunque creo que también puede influir simplemente que el cuerpo reacciona de maneras diferentes ante un mismo estado. Por ejemplo, yo en este embarazo he tenido más náuseas y malestar que nunca. Y no parece haber una razón concreta. ¿No os pasado algo parecido?

pautas imprescindibles del embarazo

De todas maneras, en mi caso, hay ciertas pautas que he repetido. Hábitos, maneras de llevar las cosas y detallitos muy personales. Que en general me han ayudado a enfrentar esta etapa de mi vida con la mayor naturalidad y confianza posible. Seguramente en muchas de ellas coincida con otras mujeres y en otras no. Ya decía antes que cada mente, cuerpo y formas de entender la maternidad son distintas en cada una. ¿Os apetece conocer las mías?

No flexibilizo con las recomendaciones de la alimentación

pautas imprescindibles del embarazo-copa de vinoSoy muy seria en este aspecto y llevo a cabo todas las recomendaciones médicas. Nada de embutido curado, toda la fruta y verdura cruda muy bien lavada, quesos pasteurizados. La carne bien hecha y cero de pescados que pueden llevar mercurio. En concreto, lo que más me cuesta es renunciar a una copita de vinito…

Pero aunque a veces cueste, yo prefiero aguantar el tirón. Sólo son 9 meses, y mejor tener la conciencia tranquila, ¿no?

Seguimiento médico en sanidad pública y privada. Pero parto en pública

Tengo mucha confianza en el sistema público. Y afortunadamente en Madrid contamos con hospitales repletos de los mejores profesionales, unidades y tecnología. Aunque reconozco que normalmente el sistema privado es más cómodo, pueden verte más despacito y hacerte más pruebas si lo deseas.

Por eso, aunque suponga invertir más tiempo, yo he preferido llevar mi embarazo en ambos. Aunque he optado por un hospital público para dar a luz. Me parece fundamental ir directamente a un lugar donde sé que pueden enfrentarse con todos los medios posibles ante cualquier dificultad que surja.

Clases de preparación al parto

Apenas hace dos años que recibí las clases de preparación previas al nacimiento de Emma. Y, aunque parezca algo repetitivo, he decidido volver a asistir. Todo fue tan intenso que me da la sensación de haberme olvidado de muchos detalles de mi experiencia pasada. Por eso me da seguridad volver a recordarlo todo desde el principio.

De nuevo es en mi centro de salud, pero esta vez con otra matrona algo más joven. Además, este embarazo ha pasado tan rápido que apenas he tenido tiempo de concienciarme de que llega otro bebé, y estas clases me están ayudando a centrarme y prepararme también psicológicamente.

Aceite para prevenir las estrías

La otra vez opté por el aceite puro de rosa mosqueta, y me dio un buenísimo resultado. Pero todos los pijamas se me tintaron. Por eso, esta vez me estoy aplicando Bio-Oil, que no deja manchas y además es algo más económico.

Pilates y paseos con mi perro cada día

Pautas imprescindibles del embarazo Paseo con perro LabradorSi no paran de repetírnoslo, es que algo deben de tener de razón. El ejercicio es fundamental durante el embarazo porque es importante llegar con la mejor forma posible al final, para estar en buenas condiciones de aguantar el parto. También porque favorece que no cojamos demasiado peso y ayuda a eliminar dolores.

Yo estoy lejos de ser una atleta de ejemplo, pero sí trato de tener una rutina que me ayuda a sentirme mejor, a tener los músculos más estirados, menos dolor de espalda y desconectar. Me centro en pasear y hacer tablitas de Pilates, normalmente con pelota.

Hace unos días la Dra. Morales nos hablaba de la conveniencia o no de hacer deporte en el embarazo. Y era ella precisamente quien diseñó estos 5 ejercicios de preparación al parto que quizás os sirvan de ayuda.

Plan de parto

Fue en las clases preparto donde me contaron en qué consistía y la importancia de redactar uno y llevarlo impreso el día que acudes a dar a luz al hospital. Antes, no tenía ni idea de que esto existía…

Evidentemente, llevar este documento contigo no garantiza que vayas a tener el mejor parto de la historia, que no sea cesárea o un parto instrumental. Pero es una manera de dejar constancia de nuestras preferencias. Como por ejemplo, respecto a medidas contra el dolor, acompañante, posibles cuidados de nuestro bebé tras el parto, etc. Ese día las cosas van muy deprisa, y llevarlo por escrito es recomendable. Aunque los profesionales de la Sanidad puede decidir no respetar ciertas cuestiones por salvaguardar un bien mayor.

Masaje perineal

Está demostrado que gracias a él las episiotomías y los desgarros se minimizan. En primerizas se recomienda empezar en la semana 34, y en las que ya hemos dado a luz es bueno comenzar un pelín antes por si el parto se adelanta.

Yo pensaba que ya habiendo tenido un parto natural esta vez no iba a ser necesario, pero mi matrona me aseguro que es muy recomendable precisamente si te han realizado previamente una episiotomía.

Puedes leer aquí Cómo hacer el masaje perineal

Suplementos vitamínicos

Lo tomo desde el momento que me enteré de que estaba embarazada. Lo más habituales son Natalben y Gestagin. Como suelen sentar un pelín mal al estómago, yo opto por tomarlo justo antes de irme a dormir o siempre habiendo comido previamente.

Préstamos de ropa premamá

Pautas imprescindibles del embarazo Ropa premamáDebido a que se trata de pocos meses, creo que es muy positivo pasarse la ropa entre amigas y familiares para comprar lo menos posible. Aunque luego siempre nos apetezca darnos un caprichito o veamos algo muy mono y caigamos en la tentación.

Y por supuesto, igual que te prestan, luego también hay que prestar.

Concienciación de nuestro estado

Un embarazo no es una enfermedad, pero creo que tampoco es bueno pensar que estamos igual que siempre. Ni física ni psicológicamente.

Yo he tenido que repetirme esto millones de veces, sobre todo durante el primer y el tercer trimestre. Las náuseas me mataban y me daba muchísima rabia no estar al cien por cien. Además, personalmente, todo el tema hormonal me afecta mucho y a menudo tengo que suplicarme paciencia conmigo misma.

Ahora que estoy más gordita estoy recibiendo mucha ayuda de mi familia para sacar adelante mi trabajo, atender a Emma y seguir adelante con nuestras rutina del día a día. No sé que haría sin ellos…

¡Muchas gracias, Bego! ¡Qué disfrutes de las últimas semanas de embarazo! Y que vaya todo fenomenal.

¿Cuáles son para ti las pautas imprescindibles del embarazo? ¿Has echado alguna de menos? ¡Cuéntanos!

Fotografías: SUGAR FOTOGRAFÍA, Antojada por VocaciónThomas Martinsen en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto