Vida sedentaria y estreñimiento

Un problema muy extendido en nuestra sociedad es el estreñimiento. En su aparición casi siempre intervienen diversas causas como la edad, el sedentarismo, la dieta, nuestro ritmo de vida acelerado, etc. Por lo que su solución pasará por intentar cambiar todos aquellos factores modificables. Es cierto que hay personas con predisposición genética, sobre la que no podemos influir. Pero sí se puede evitar el sedentarismo, hacer modificaciones en la dieta (¿has probado la granola casera?) o buscar momentos de calma en los que escuchemos nuestro reloj intestinal.

El estreñimiento es un problema con repercusión tanto a nivel físico como emocional. Y no siempre es necesario recurrir a la toma de laxantes para combatirlo. El primer paso es realizar pequeños cambios en nuestros hábitos de vida. Y en ocasiones esto es suficiente.

Sedentarismo

¿A qué llamamos sedentarismo? La palabra sedentario procede del latín (sedēre  ‘estar sentado’), y etimológicamente significa ‘que trabaja sentado’. En la actualidad somos muchos los que desempeñamos nuestra profesión permaneciendo sentados la mayor parte del tiempo: delante de un ordenador, conduciendo un vehículo o en la caja de un supermercado. También se considera sedentario cualquier trabajo en el que el individuo permanezca en la misma posición la mayor parte del tiempo, como por ejemplo dependiente en un comercio.

En sentido más amplio, se considera sedentario aquel estilo de vida carente de actividad física regular. Es decir, es sedentaria toda persona que no realiza deporte de forma habitual. Y no son pocos los casos en los que coexisten ambas situaciones: personas que permanecen estáticas durante su actividad laboral y que fuera de su jornada de trabajo no realizan ningún deporte. El abuso de la televisión y de dispositivos electrónicos (ordenadores, móviles y tablets) favorecen el sedentarismo.

Vida sedentaria y estreñimiento

Sabemos (de sobra) que la falta de actividad física en un factor de riesgo para sufrir obesidad y enfermedades cardiovasculares. Pero, ¿existe alguna relación entre vida sedentaria y estreñimiento?

La actividad física previene el estreñimiento porque acelera el tránsito intestinal, haciendo que el alimento recorra el largo intestino (delgado y grueso) en el menor tiempo posible. Esto evita que el bolo de alimento se deshidrate. Y por tanto sea más fácil de eliminar. Cuando las heces son secas (y de consistencia más dura) tanto el tránsito intestinal como la evacuación resultan más difíciles.

El deporte también mueve el músculo liso

El ejercicio aeróbico acelera la respiración y el ritmo cardiaco, lo que estimula la contracción de la musculatura intestinal (estas contracciones del intestino se conocen como peristalsis). Cuando el peristaltismo es adecuado, la velocidad de paso de las heces es mayor, lo que contribuye a aumentar la frecuencia de defecación (por ejemplo, a diario, en lugar de cada 2 o 3 días) y a que se requiera menor esfuerzo para evacuar las heces. Probablemente también intervienen cambios hormonales y otros factores más complejos.

La simple actividad física que implica la vida cotidiana (tareas básicas como la ducha o el vestido, o el desplazamiento al puesto de trabajo) contribuye a mejorar el tránsito intestinal. Basta con fijarse en la dificultad para “hacer de vientre” en las personas encamadas o que deben mantener reposo por cualquier motivo.

Pero lo que de verdad contribuye a aumentar la frecuencia de defecación es realizar una actividad deportiva de forma regular. En principio, cualquier deporte puede ayudarnos. Caminar a buen ritmo a diario, al menos 45 minutos, puede ser suficiente. Y mejor aún, si es posible, practicar actividades aeróbicas más vigorosas como correr, nadar, hacer senderismo o bailar.

En mi próxima entrada os hablaré sobre una de las actividades más efectivas contra el estreñimiento.

Fotografías: Corinne Kutz and Jenniffer Birdie Shawker on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto