Smoothie de melón y kiwi

Smoothie de melón y kiwiHoy os traigo una nueva receta. Ideal para refrescarse, tomar un tentempié sano y, sobre todo, perfecta para quienes sufren estreñimiento.

Una nueva receta, tan rica como la granola casera o el bizcocho de avena y limón: smoothie de melón y kiwi.

Fruta de temporada

A mí me encanta el melón, creo que es mi fruta favorita en verano. Pero cuando va acabando su temporada es un poco arriesgado comprarlo. Supongo que como a la mayoría, no me gusta nada cuando está demasiado maduro. Y hace tiempo descubrí que hacer batido con el melón tan pasado es una idea estupenda: se mantiene su sabor pero sin esa textura que me da un poco de repelús.

Hace unos días compré un melón de estos… así que tocaba batido. ¿Con qué más? Lo que más cerca tenía era un kiwi, así que decidí probar con esta otra fruta que está empezando temporada. Una que acaba y otra que empieza.

Smoothie de melón y kiwi

Imprescindibles

Limón, miel y menta. El complemento perfecto para casi cualquier smoothie de frutas son estos tres ingredientes. Aportan un poquito de sabor  – el toque cítrico siempre va bien; dulzor – aunque el melón ya es muy dulce, compensamos la acidez del kiwi y del limón; y le da un toque refrescante.

Y tampoco puede faltar un ingrediente líquido, para conseguir la textura perfecta. Leche de vaca o cualquier bebida vegetal (avena, soja, almendras…). A mí no me gusta el sabor de la leche, y la bebida vegetal que más me gusta es la de avena. Así que ésa es la que uso la mayoría de las veces.

Smoothie de melón y kiwi

Smoothie de melón y kiwi

Pues estos son los ingredientes:

  • 1 rodaja de melón maduro,
  • 1 kiwi blandito
  • 1-2 cucharadas de miel
  • 2-3 hojas de menta o hierbabuena
  • El zumo de medio limón
  • 200 ml de bebida vegetal o leche de vaca
  • Hielo (picado)

Las cantidades, siempre un poco a ojo, y según vuestros gustos. Ponemos todo en nuestra batidora o robot de cocina, y lo trituramos muy bien. Lo servimos, y a disfrutar de esta deliciosa receta. Si lo preferís fresquito (en estos días que aún hace calor seguro que sí), podéis añadir hielo al final o, mejor aún, hielo triturado antes de batir la mezcla.

Smoothie de melón y kiwi

Y para acabar os cuento un secreto: a mí hijo de 4 años no le gusta mucho el melón; y el kiwi nunca ha querido probarlo. La primera vez que hice este smoothie de melón y kiwi me lo pidió y se bebió él más de la mitad… Me quedé casi sin cena, pero feliz de verle disfrutando con la fruta.

¿Cuál es vuestro batido/smoothie favorito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto