Vejiga hiperactiva, ¿qué es?

Cuando hablamos de incontinencia urinaria, casi todos pensamos en las pérdidas que se producen durante la tos o la risa. Esos son los escapes atribuibles a la incontinencia de esfuerzo; la que se produce cuando la uretra no es capaz de cerrarse de forma adecuada e impedir la salida de la orina ante los aumentos de presión. Pero en algunas ocasiones, como en la vejiga hiperactiva, la incontinencia se debe a un mal funcionamiento de la vejiga (o de los niveles superiores de control). Y las pérdidas no se producen característicamente durante los esfuerzos.

Para entender el síndrome de vejiga hiperactiva es necesario saber cómo funciona la vejiga urinaria. Puedes leerlo aquí.

¿Qué es la vejiga hiperactiva?

El síntoma distintivo de la vejiga hiperactiva es la urgencia miccional. Ésta es debida a un mal funcionamiento del músculo de la vejiga (el detrusor). Que por distintos motivos, se contrae cuando no debería hacerlo. Esta contracción es la que «avisa» al cerebro de la necesidad de orinar (y es entonces cuando el sujeto siente ganas de hacer pis).

El músculo detrusor no debería “avisarnos” de que es necesario eliminar la orina hasta alcanzar un volumen suficiente como para que esto sea preciso. En los casos de vejiga hiperactiva, puede suceder que con 100 ml de orina se produzcan contracciones involuntarias de la vejiga. Por lo que el cerebro recibirá la señal de que es necesario eliminar dicha orina. Y la persona tendrá la (falsa) sensación de que la vejiga está muy llena y debe vaciarla con premura.

¿Qué síntomas produce?

Como acabamos de explicar, la vejiga hiperactiva se manifiesta con urgencia miccional: la aparición repentina de una necesidad imperiosa de orinar, que no se puede demorar. Es decir, la persona necesitará encontrar un aseo de forma inminente.

En ocasiones, esta urgencia se acompaña de otros 3 síntomas, constituyendo el llamado «síndrome de vejiga hiperactiva»:

  • Incontinencia, cuando no es posible contener la micción hasta encontrar el momento o lugar adecuados. En este caso hablaríamos de incontinencia de urgencia (para distinguirla de la de esfuerzo).
  • Aumento de la frecuencia miccional, si la persona necesita hacer pis muchas veces, sin que esto se deba a una ingesta excesiva de líquido.
  • Nocturia (o nicturia). Cuando el deseo de orinar interfiere con el descanso nocturno en dos o más ocasiones, siendo la ingesta de líquidos adecuada. Despertarse una vez entra dentro de lo normal.

¿Qué puedo hacer?

La vejiga hiperactiva tiene una elevada prevalencia. Y afecta en gran medida a la calidad de vida de la persona que la padece. Cuando aparecen los síntomas que acabamos de describir (urgencia, incontinencia, micciones frecuentes o despertares nocturnos por las ganas de orinar), el primer paso es acudir al especialista correspondiente (urólogo). Que realizará un estudio completo, dirigido a encontrar la causa que está provocando la vejiga hiperactiva.

Una vez orientado el caso, hay diversas alternativas de tratamiento: farmacológico vía oral, medidas de reeducación vesical, medidas higiénico dietéticas (como reducir la ingesta de café), tratamiento rehabilitador, técnicas invasivas… Que se individualizarán según las necesidades de cada paciente.

En próximas entradas abordaremos los distintos aspectos de la vejiga hiperactiva (sus causas y las distintas opciones de tratamiento).

Comments

  1. Hola,

    Quería saber si este problema puede producirse despues de un parto vaginal, ya que en mi caso he comenzado a tener estos síntomas después de dar a luz. Debería acudir a un urologo? A partir de que semana?

    Gracias

    • Hola Almudena,

      Sí, la vejiga hiperactiva es frecuente en el postparto. Hay diversos factores que pueden contribuir a que aparezca durante este periodo.
      Como dices, debería valorarte un urólogo. Según los resultados de las pruebas que te realice, es probable que te recomiende rehabilitación de suelo pélvico.

      Un saludo, muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto